CUEVA EL TORO

             
Entrada a Cueva El Toro                                                                       Interior

      Croquis de Cueva El Toro

Cueva El Toro es una cueva de difícil acceso, que no está  acondicionada para la visita, de la misma forma que no tiene ningún tipo de carretera ni camino acondicionado para llegar hasta ella.

Partiendo del mirador, debemos ir hacia la izquierda, bordeando todo el páramo, hasta aproximadamente  750 mts; después debemos bajar unos metros por el acantilado. Debido a ésta dificultades, únicamente personas muy bien preparadas deberían aventurarse en su visita.

Es una gran cavidad, cuyo origen se debe al primer nivel freático que atravesó el paquete calizo, y por lo tanto el más superior. Tiene una longitud de 350 m con salas que oscilan de 5 a 10 m. de altura y con un recorrido horizontal, con algunos saltos.

Es una cueva "semimuerta", donde los derrumbes han empezado a hacer aparición. Bajo el punto de vista artístico, tiene poco interés, ya que no tiene grandes formaciones, pero sí bajo el punto de vista bio-speleológico, ya que se pueden apreciar algunas especies de troglóbios.

Sobre ésta cueva ha existido una leyenda, en la cual se dice: "que en su boca existía un pellejo de toro repleto de monedas de oro", lo que a algunos crédulos les ha llevado a realizar grandes zanjas, destrozando los niveles arqueológicos que en la misma existían.

Esta cueva ha sido visitada y habitada desde la Edad del Bronce, pasando por la Edad Media hasta casi nuestros días, ya que cuando el apogeo del "maquis", se refugió "El Cariñoso" , conocido emboscado de la post-guerra.

Notas y fotos tomadas del libro de Gonzalo Alcalde Crespo: "La montaña Palentina"